Cinco errores que cometes al cargar la batería

11 Octubre, 2016  —  Por

Tu amigo el que comprende de teléfonos móviles te afirmó que es mejor no cargar el móvil inteligente hasta el momento en que se descargue por repleto, o bien que debes cargarlo siempre y en todo momento al 100%, o bien que si te compras un dispositivo nuevo debes conectarlo hasta el momento en que se cargue por totalmente de antemano de comenzar a utilizarlo.

No obstante resulta que ese amigo no comprende tanto como crees, y te ha transmitido estos extendidos leyendas que él además se ha creído.

Ninguno de ellos surge en la guía de cliente del iPhone ni en sus sugerencias sobre de qué manera utilizar sus baterías. Siquiera confirma esos leyendas Battery University, el centro de información sobre baterías desarrollado por la empresa Cadex (que diseña y fabrica cargadores y analizadores de baterías).

Aunque, este centro sí otorga información de utilidad sobre de qué manera sí (y de qué manera no) cargar una batería de iones de litio, como las que usan los teléfonos inteligentes y las tabletas. En TLife hemos repasado los fallos más frecuentes que cometemos por culpa de falsas creencias muy extendidas:

1| Carga completa… o bien no

¿Evitas poner el móvil a cargar si no tienes claro que vaya a facilitarle tiempo a cargarse por repleto o bien esperas siempre y en todo momento hasta el momento en que se cargue al 100% de antemano de desconectarlo? Fallo. Las baterías de iones de litio no precisan cargarse totalmente. Es más, según Cadex, no es aconsejable hacerlo.

2| ¿Es malo dejarlo toda la noche?

Hay quienes afirman que no pasa nada por dejar el móvil inteligente o bien la tableta cargando toda la noche. Y, de hecho, no pasa nada gravísima, pues la carga se para cuando llega a su máximo. Aunque, al proseguir la batería conectada a la red, aumenta la tensión y se sostiene elevada a lo largo de más tiempo. Esto produce estrés en la batería y compromete su seguridad. Por consiguiente, y en línea con el punto previo, mejor no cargar el móvil al repleto ni dejarlo conectado a lo largo de largos periodos de tiempo.

3 | Quita y pon

Más de lo mismo. Despreocúpate si precisas cargar tu teléfono móvil y solo puedes conectarlo un rato. Ampliar los ciclos de carga y descarga no es preciso con las baterías de iones de litio, que aceptan cargas intermitentes. Es más, este género de cargas son más recomendables que las exageradamente prolongadas, en la medida en que se evitan sobrecargas.

4 | No hables mientras que cargas

Aunque no pasa nada por efectuar cargas intermitentes, lo que no es aconsejable es que uses el dispositivo mientras que está conectado a la red. Esto se llama “carga parasitaria”, que genera miniciclos que elevan la tensión en la batería y confunden al cargador.

5 | Mejor con el dispositivo apagado

Es una mala información, sin embargo de esta manera lo aconseja Cadex: los dispositivos teléfonos móviles deben apagarse a lo largo de la carga. Esto deja que la batería alcance el umbral de tensión establecida y el punto de saturación de corriente sin inconvenientes. Por otra parte, de esta manera se evita la carga parasitaria, en tanto que no está en uso.